Margaretha Geertruida Zelle, la bailarina y espía conocida como «Mata Hari»

Margaretha Geertruida Zelle, conocida como Mata Hari nació el 7 de agosto de 1876 en Leeuwarden, Países Bajos. Hija mayor de cuatro hermanos, sus padres Adam Zelle (comerciante de sombreros) y Antje van der Meulen se divorciaron cuando era una adolescente. Su madre fallecería poco después de la separación y su padre reharía su vida con otra mujer.

Margaretha, era admirada debido a su belleza y aunque muchos afirman que tenía ascendencia indonesia debido a sus rasgos exóticos, sus progenitores eran neerlandeses. Nuestro personaje histórico vivió con su tío durante un tiempo hasta 1895, cuando respondió a un anuncio de Rudolf MacLeod, un capitán del ejército que buscaba esposa. Estos se casaron el 11 de julio de ese año y se mudaron a Java, actual Indonesia.

Fue durante esta etapa de su vida, cuando Margaretha recibió mucha influencia del mundo indonesio. Danzas, bailes, rituales, técnicas orientales y muchos aspectos culturales de los que se impregnó. Su matrimonio no funcionó (su marido era alcohólico y la agredía físicamente) y aunque tuvo dos hijos (Norman-John y Louise Jeanne), la muerte por envenenamiento de uno de ellos por parte de una sirvienta fue la gota que colmó el vaso y supuso la ruptura definitiva. El 30 de agosto de 1902 se separaron en Países Bajos y tras acusarla de libertina, MacLeod apartó a Louise Jeanne de Margaretha.

El origen de Mata Hari

En 1903 en París posó como modelo desnuda para ganar algo de dinero. En 1905, haciendo uso de sus rasgos exóticos fingió ser una princesa de Java llamada Mata Hari y pasó a trabajar como bailarina exótica ofreciendo espectáculos cada vez más populares. Los parisinos se peleaban por conseguir un asiento en sus espectáculos y pronto empezó a llenar salas por toda Europa.

Durante toda la década de 1900, su fama le hizo relacionarse con gente de las altas esferas teniendo encuentros con militares, políticos, banqueros y empresarios. Para ella el sexo era algo estrictamente financiero. Sus shows con joyería oriental, bailes y música ganaron tantos adeptos que otras mujeres comenzaron a plagiar sus espectáculos quitándole la clientela. En ese contexto, nuestro personaje histórico jugaría un curioso papel en La Gran Guerra.

Una espía en la Primera Guerra Mundial

La Primera Guerra Mundial estalla en 1914 y como neerlandesa, ciudadana de un país neutral, se mantuvo lejos del frente y en un principio no fue perseguida ni por unos ni por otros. En estos años, mantuvo una relación amorosa con Vadim Maslov, un piloto ruso que combatía en el bando aliado.

Pronto sus viajes y su círculo de amistades despertaron el interés de la inteligencia francesa y británica que seguía de cerca los movimientos de Mata Hari. Su físico no era el mismo que el de antes y de vender su cuerpo, pasó a vender información de altos mandos alemanes al Deuxième Bureau francés. A finales de 1916 en un intento por ganarse la confianza del Mayor Arnold Kalle, le contó a cambio de dinero algunos cotilleos y detalles que para los alemanes no fueron lo suficientemente valiosos.

El telegrama y la agente H-21

En enero de 1917, un mensaje de radio a Berlín fue interceptado por el Deuxième Bureau. En este mensaje se hablaba de los servicios que el agente H-21 estaba prestando a Alemania como espía. Las descripciones coincidieron con las de Mata Hari y fue arrestada el 13 de febrero en París.

Se dice que Alemania quiso que los franceses la arrestaran y así librarse de una espía que apenas les había dado información de valor. Al mismo tiempo, los franceses aprovecharon la oportunidad para culparle de las derrotas que estaban sufriendo en combate.

Aunque los franceses y británicos sospechaban de ella, no encontraban pruebas definitivas en su contra. Sin embargo, demostraron que Mata Hari era una invención, un personaje y lograron que reconociera haber aceptado dinero de los alemanes aunque nunca reconoció haberles dado información.

Maslov, el que fue su amante se negó a testificar a su favor. El 24 de julio de 1917 durante el juicio, Mata Hari declaró que su lealtad estaba con los Aliados mientras que la acusación decía: «Sin escrúpulos, acostumbrada a hacer uso de hombres, ella es el tipo de mujer que nació para ser espía». Considerado un juicio injusto en el que se vulneraron derechos de la defensa, Mata Hari sería condenada por espionaje y acusada de llevar a más de 50.000 soldados aliados a la muerte.

Su condena por ser… ¿ espía o una agente doble?

Existe la teoría de que nuestro personaje histórico no fue más que un chivo expiatorio. Sin haber sido uno de los múltiples agentes y espías más importantes que participaron en La Gran Guerra, se le hizo responsable y culpable de los fracasos militares de Francia y sus numerosas bajas.

Fotografía: BBC

Su ejecución tuvo lugar el 15 de octubre de 1917. Ante un pelotón de fusilamiento francés y vestida con un traje elegante, fallecería a los 41 años de edad la seductora y peligrosa Margaretha Geertruida Zelle más conocida como Mata Hari.

Si te ha gustado la historia de Mata Hari te invito a leer la historia de Hedy Lamarr


RECIBE CONTENIDO EXCLUSIVO TOTALMENTE GRATUITO

Únete a la familia de Tus Personajes Históricos y recibe en tu correo contenido exclusivo y adicional de cada publicación, otros datos de interés y una recopilación mensual del mejor contenido publicado.

Así mismo, las personas suscritas pueden participar en la elección de nuevos artículos votando y dando su opinión.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: