Atila, el rey de los hunos que atemorizó al Imperio Romano

Atila fue un poderoso rey de los hunos, que nació en el año 395. Conocido como el Azote de Dios, fue rey y líder guerrero de un imperio que se extendió desde Europa Central al Mar Negro. Los hunos, conocidos por ser grandes jinetes que tenían una gran habilidad con el arco, pusieron en jaque al imperio romano bajo el mando del sanguinario y temido Atila.

¿Quién fue este personaje histórico? ¿Fue un bárbaro asesino en serie o un creador de imperios? Para entenderlo es necesario viajar a sus orígenes, que están en la llanura húngara, tierra de los hunos. A día de hoy, existe poca información sobre esta civilización pues su paso por la historia no dejó monumentos ni monedas.

La mayor fuente de conocimiento que tenemos de los hunos es la descripción que los romanos hicieron de ellos. Estos les definían como salvajes apasionados por saquear y arrasar ciudades, incapaces de distinguir entre el bien y el mal. Se cuenta que en su cultura era común que los padres deformaran los cráneos de los hijos.

En el año 434, en un contexto de expansión del imperio, Atila sería nombrado rey de los hunos junto a su hermano Bleda. Con un poderoso imperio en sus manos, se lanzaron al saqueo de las ciudades romanas. Su rápida movilidad con sus caballos les permitía saquear rápidamente los asentamientos y desaparecer. Se sucedieron violaciones, saqueos y matanzas en una ciudad después de otra.

Los Hunos de Atila

ATILA COMO MERCENARIO PARA EL IMPERIO ROMANO

Entonces, los romanos decidieron contratar como mercenarios a los hunos y les prometieron grandes fortunas. Fue un claro ejemplo de: «si no puedes con tu enemigo, únete a el». Por ello, se encargaron del trabajo sucio del Imperio romano. En uno de sus encargos, los hunos cargaron contra los borgoñeses, en la actual Francia. En ese enfrentamiento, se llevó a cabo un genocidio en el que la tribu gala sería exterminada por completo, se afirma que 20.000 personas fallecieron a manos de los hunos.

Después de ser bien recompensados, Atila no tardó en darse cuenta de que saquear y arrasar las tribus humildes no sería suficiente para saciar sus ansias de riqueza. Por ello, tomó la decisión junto a su hermano Bleda de atacar una ciudad romana fortificada. Ese día, fue la primera vez que cayó una ciudad fortificada romana por completo. Atila logró superar sus defensas y arrasarla.

GUERRA CONTRA LOS ROMANOS

Atila fue un personaje histórico que estaba obsesionado por conseguir más y más oro y decidió poner su mirada en Constantinopla. La capital del imperio romano de oriente contaba con unas defensas mucho más sólidas que las que habían asediado anteriormente. En Constantinopla, empleó grandes tácticas de intimidación de manera que fue sobornado para que no atacara la ciudad. Fue tanto el terror que infundía sobre los romanos que a través de las murallas le lanzaron oro con tal de que no entrara. En ese momento, se consolidó como un extorsionador de primer nivel.

Otro de los acontecimientos que ayudan a comprender la personalidad del rey Atila fue lo ocurrido en el 445. Año en el que asesinó a su hermano Bleda convirtiéndose en el único líder de los hunos. Cuentan que Bleda fue asesinado cuando salía de caza.

Finalmente, los romanos se hartaron y reunieron un ejército para hacer frente al ejercito de Atila en el Danubio. En su primer enfrentamiento, las tropas romanas fueron completamente masacradas por los hunos. Muchos romanos justificaron la derrota aludiendo a la superioridad numérica de los bárbaros, aunque estudios posteriores afirmaron que era al revés, siendo los romanos el ejército más numeroso. ¿Cuál fue la clave para que derrotaran a los hunos? Sus tácticas de combate. En primer lugar los arqueros cargaban con una lluvia de flechas para romper las filas romanas para luego usar lazos y redes arrastrando y derrotando a la infantería.

Los Hunos cargan contra el Imperio romano

Después de saquear todo lo que pudo en el Imperio romano de oriente marchó sobre el de occidente. A sus más de 40 años de edad se subió a su caballo y decidió atacar el centro de Europa donde encontraron muchas ciudades fantasmas. Los ciudadanos habían huido antes de que llegaran Atila y sus jinetes. Su campaña en occidente no tuvo la planificación estratégica de campañas anteriores, únicamente obedecía a su sed de sangre. Razón por la que el general romano Flavio Aecio consiguió lo impensable y aprovechando el relieve del terreno, ganó en la Batalla de los Campos Cataláunicos a los hunos.

MUERTE DE ATILA Y FIN DEL IMPERIO HUNO

Tras esa derrota, Atila enfureció y cargó sobre la península itálica. En los Alpes, las cosas no fueron como el quería y con el invierno a la vuelta de la esquina, decidió volver a las llanuras húngaras y descansar después de dos décadas de saqueos. Durante varios años, se dio al festejo y el alcohol dejando a un lado su vida guerrera. Finalmente, en el año 453 lo encontraron muerto en su lecho tras sufrir una hemorragia interna en su noche de bodas a los 58 años de edad.

Tras su muerte le sucedió su primogénito Elak, el cuál disputaría el trono con sus otros hermanos. Aprovechando la situación de inestabilidad política en el imperio, algunas tribus lideradas por Ardarico se alzaron contra los hunos logrando una victoria decisiva en la Batalla de Nedao. Tras la muerte de Dengizich, hijo de Elak y último rey huno en el año 469. A partir de esta fecha, no hubo constancia de ningún campamento ni asentamiento del imperio.


Si te ha gustado la historia de Atila no dudes en darle me gusta a la publicación. Si te interesa la historia de otros personajes históricos guerreros te invito a leer la historia de Boudica, la reina guerrera icena.


RECIBE CONTENIDO EXCLUSIVO TOTALMENTE GRATUITO

Únete a la familia de Tus Personajes Históricos y recibe en tu correo contenido exclusivo y adicional de cada publicación, otros datos de interés y una recopilación mensual del mejor contenido publicado.

Así mismo, las personas suscritas pueden participar en la elección de nuevos artículos votando y dando su opinión.

2 comentarios sobre “Atila, el rey de los hunos que atemorizó al Imperio Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: