Leónidas I de Esparta, el rey que se convirtió en el héroe de las Termópilas

Leónidas I fue el 17º rey de la ciudad-estado llamada Esparta. Nacido en Esparta, haría honor a su nombre, que proviene del término «hijo del león», dándose a conocer como uno de los mayores líderes militares de la antigüedad.

Desde su juventud fue sometido a la estricto adiestramiento espartano, un entrenamiento que le preparó para el combate de su vida, el enfrentamiento contra el imperio persa del Rey Jerjes I.

En la Batalla de Maratón, los persas conocerían por primera vez el acero griego al enfrentarse al ejercito ateniense liderado por Temístocles. Años más tarde, el hijo de Darío I, Jerjes I, retomaría la guerra que inició su padre marchando hacia Grecia con más de 200.000 soldados.

Por ello, en el 480 a.C ocurriría el suceso que convertiría a Leónidas I en una absoluta leyenda. Tras una reunión de la Liga Helénica, los helenos acordaron encargar a este personaje histórico la tarea de defender el paso de las Termópilas. Según fuentes, la fuerza con la que contó el Rey espartano estaba compuesta por 6.000 guerreros de las distintas facciones griegas siendo 300 de estos la fuerza de élite de Esparta, los hoplitas espartanos.

En ese estrecho paso, las ofertas del Rey Jerjes I para negociar fueron desechadas, esto ayuda a comprender la seguridad que los soldados griegos tenían en su fuerza militar a pesar de ser un número muy reducido. Con los griegos bloqueando el paso, los persas no encontraban la manera de vencer y cada ataque ordenado por Jerjes se saldaba con victoria helena. Los persas perdieron muchos soldados a manos de las lanzas espartanas.

Sin embargo, sería la traición de un compatriota, Efialtes, lo que decantaría la balanza del ejercito invasor y provocaría la caída de los guerreros que permanecieron defendiendo las Termópilas. Esto se produjo porque les reveló un paso por donde podrían flanquear a los griegos a través del Monte Anopea.

Al hacerse eco de la traición, la mayoría de facciones griegas retiraron a sus soldados siendo los espartanos los únicos que permanecieron protegiendo la retirada del resto de aliados. Finalmente, Leónidas fallecería masacrado junto a sus 300 hoplitas el 11 de agosto del 480 a.C.

Jerjes ordenó cortar su cabeza y clavarla en una pica y sería años más tarde cuando se devolvió su cuerpo a Esparta y se le dio culto como un auténtico héroe de la ciudad y de toda Grecia.


Si te ha gustado la historia de Leonidas I de Esparta, no dudes en darle me gusta a la publicación. Si te interesa la historia de otros personajes históricos guerreros te invito a leer la historia de Alejandro Magno.

RECIBE CONTENIDO EXCLUSIVO TOTALMENTE GRATUITO

Únete a la familia de Tus Personajes Históricos y recibe en tu correo contenido exclusivo y adicional de cada publicación, otros datos de interés y una recopilación mensual del mejor contenido publicado.

Así mismo, las personas suscritas pueden participar en la elección de nuevos artículos votando y dando su opinión.

2 comentarios sobre “Leónidas I de Esparta, el rey que se convirtió en el héroe de las Termópilas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: